Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más Información

02 de octubre de 2017 0

10 habilidades necesarias para emprender

 

10 habilidades necesarias para emprender

Hace unos días, hablando sobre qué necesitaba un emprendedor para lanzarse a este mundillo, con mi socio, amigo y asesor profesional Francisco Rubio quien, además, tuvo la gentileza de dedicarme estas palabras en su blog, surgió la idea de hacer un decálogo de habilidades. Aquí os dejamos nuestra reflexión:

Emprender es la meta de muchos, pero no todos cuentan con la misma suerte y con las habilidades para hacerlo.

En el mundo actual, crear una empresa es el primer motor que genera riqueza y la cantidad de opciones a las que te puedes enfrentar son enormes. Montar una empresa es la primera idea que pasa por la mente de cualquier emprendedor. Mejorar tus ingresos personales y alcanzar una mayor independencia, son las principales motivaciones que tienes ahora mismo en tu cabeza.

También lo es alcanzar tu realización personal y profesional. Querer ser independiente, autónomo, exitoso. Sin embargo, no es una tarea fácil. Algo ocurre en este proceso que hace que unos lleguen y otros cierren. Esto es tener unas características que son básicas en la determinación de un empresario.

Un emprendedor debe ser hábil en muchos elementos para salir victorioso de la lucha, y para ello te presento una lista de todas aquellas habilidades necesarias para emprender satisfactoriamente:

1. Inteligencia emocional

Este concepto es relativamente nuevo y consiste en dale importancia a reconocer los propios sentimientos y los de los demás. Esta habilidad nos sirve para tener un mejor manejo de las emociones y relaciones, lo que permite una mayor productividad.

En más de una ocasión te encontraras con momentos de estrés o situaciones de prensión, las cuales no te dejarán pensar con claridad y lo más probable será que acabes metiendo la pata. La inteligencia emocional no se trata de ser un robot ni mucho menos, ocultar nuestras emociones, sencillamente busca canalizarla de forma que no afecte nuestras relaciones personales o laborales.

Para poder llevar a cabo esta inteligencia emocional deberás conocer las 4 reglas de oro:

  1. Purificación: conócete a ti mismo, escúchate y tomate un tiempo para mirar en retrospectiva tu vida. Piensa en todo lo que has hecho, disfruta del éxito y aprende del fracaso. La inteligencia emocional recae en entender nuestro error y dejar el arrepentimiento para aprender de ellos y tomar con madurez situaciones futuras.
  2. Escucha a otros: Todos tenemos ideas que queremos compartir el hecho de aceptar que los demás pueden proponer estrategias o herramientas y tomarlas en cuenta demuestra madurez y seguridad.
  3. Ten autocontrol: evita anticiparse a situaciones que aún no suceden, vive en el presente y trabaja en función a las situaciones que estás viviendo. Sobre pensar las situaciones te llenará de nerviosismo y no te permitirá pensar con claridad.
  4. Genera vínculo: deberás tener una buena relación con el cliente basado en comprensión mutua. Generar vínculos de confianza más allá del ámbito laboral fidelizará a tus clientes y aumentará tus probabilidades de conseguir mayores o mejores fondos de tus accionistas.

2. Capacidad de vender

Sin duda la venta es un área crítica para los emprendedores ya que:

  • La mayoría de las grandes ideas son mejores, y no inventos nunca vistos. Muchos emprendedores exitosos no son inventores, sino que cogen una idea y encontraron la manera de venderla mejor.
  • El Branding es más importante que las características del producto: la conexión que puedas generar con el cliente es mucho más importante que las características de tu producto.
  • Los ingresos son lo que mantienen vivo el negocio: las grandes ideas no van a cambiar el mundo. Los emprendedores exitosos entienden su compromiso y obligación por mantener un flujo de ingreso en crecimiento.

De esta forma, el rol de vendedor es una de las habilidades más importantes de un emprendedor, con lo que, aunque tengas una buena idea, eso no garantiza tu éxito. Y por el contrario, una buena labor de venta puede llevar a transformar simples ideas en exitosas compañías.

3. Liderazgo

El liderazgo y el emprendimiento van de la mano, y es casi imposible despegarlos. Al igual que otras muchas habilidades, el liderazgo es una capacidad que se puede despertar y potenciar.

El liderazgo lo podemos definir como el conjunto de capacidades que una persona tiene para influir en la mente de las personas o en un grupo de personas determinado, habiendo que este equipo trabaje con entusiasmo, aunque la realidad sea diferente, en el logro de metas y objetivos.

Ahora bien, hay que entender que ser convertirse en empresario no es empezar a ser jefe, sino tener la oportunidad de liderar tu propio proyecto y saber influir en los demás para que aporten lo mejor de su talento en la consecución de las metas.

Pero, entonces ¿qué significa ser líder?

  • Eres líder cuando tienes gusto por las relaciones humanas. Saber escuchar, cultivar la asertividad, la empatía, o la humanidad.
  • Generosidad para reconocer las cualidades en los demás, para contribuir y desear su éxito de forma sentida y sincera, para acompañarlos en su progreso.
  • Humildad para aceptar los propios errores.
  • Motivación y pasión por el trabajo
  • Capacidad de observación para desarrollar nuestra intuición, apertura de pensamiento y flexibilidad.
  • Decisión y acción.

4. Gestión del tiempo

Todo emprendedor sabe que el tiempo con el que cuenta es limitado. El tiempo no se recupera, se aprovecha al máximo, siendo uno de los mayores activos de los emprendedores.

Sin duda, la administración del tiempo efectiva es importante para todos, pero si bien es cierto que cobra más valor cuando hablamos de emprender, debido a que los emprendedores son los responsables de todos los aspectos de su negocio. Asignar adecuadamente el tiempo para las tareas correctas es fundamental para mantener el negocio funcionando sin problemas.

Ahora bien, la forma de gestionar el tiempo, no se trata de trabajar más duro, sino trabajar de forma inteligente. De esta forma:

  • Conoce tus prioridades tanto personales como profesionales;
  • Planifícate a través de un calendario
  • Consigue un buen asistente al que puedas delegar la programación y otras actividades rutinarias.
  • Enfócate. Demasiadas personas están tratando de hacer frente a demasiadas cosas al mismo tiempo, y como resultado, logran muy poco progreso.

5. Habilidad para hablar en público

La habilidad de comunicarse ante los demás juega un profundo papel en el desarrollo profesional. La capacidad de expresarse correctamente, hoy por hoy y de transmitir un mensaje a una audiencia son valores muy útiles para todo tipo de profesiones, y en todo tipo de circunstancias, pero más aún si vas a emprender.

Aunque hay buenas noticias, en la habilidad para hablar en público el 90% es método y solo el 10% es innato, dicen los expertos. Con lo cual, si no eres muy bueno hablando en público podrás adquirir esta habilidad de distintas formas.

6. Saber negociar

Diferente de saber vender, esta habilidad se refiere a la capacidad de conseguir lo que quieres en un escenario de igualdad y respeto.

Ser emprendedor, o empresario, es muy distinto a lo que se conoce como negociante, y querer siempre obtener ventaja. Si también ganan, los que negocien contigo tendrán ganas de ampliar las transacciones, se trata de lo que se conoce como “win-win”. De esta forma sentirán confianza.

Como emprendedor deberás saber negociar con tu tiempo, tu producto, y tu innovación.

7. Perseverancia

La perseverancia es la cualidad que permite que logremos las metas a pesar de los obstáculos y dificultades que se presenten. Es un valor fundamental en los emprendedores. La perseverancia implica un trabajo duro y sacrificado, y determinación para no darse por vencido nunca.

Así, a lo largo de todo el periodo de vida de tu empresa, sobre todo en el primer momento, vas a tener muchos “NOES”. La perseverancia es lo que hace que los emprendedores sigan adelante, a pesar de las dificultades, siempre con la vista puesta en sus objetivos.

Lógicamente también obtendrás algunos “SÍES” que te darán fuerza para seguir. Si crees con pasión en tu idea, si realmente estas convencido de salir adelante con ella, deberás perseverar, seguir en tu empeño y mantener tu convicción para poder conseguir tus objetivos.

8. Habilidad de conectarse con otros

Quizás en un primer momento estés solo, pero posteriormente, si tu negocio crece y comienza a expandirse deberás contratar a más personas; y para formar un buen equipo de trabajo deberás tener la habilidad de relacionarte con los demás. Estas habilidades no son solo para tratar con el resto de trabajadores, sino también para tratar con los clientes o con los proveedores.

9. Actitud ganadora

La actitud para poder lograr el éxito debe ser una actitud ganadora. Esto quiere decir, tener una actitud optimista sin ser iluso. Es decir, pensar en las probabilidades de éxito, sin que esto implique soñar con situaciones utópicas.

Necesitamos tener una actitud positiva para poder mantenernos concentrados, motivados y trabajando, porque como se suele decir, puede que la lluvia nos moje los zapatos, pero no significa el fin de la temporada de sequía.

10. Sentido crítico

El pensamiento o sentido crítico, se entiende como una actitud intelectual que busca cuestionar, analizar o evaluar la estructura y consistencia de los razonamientos, particularmente de las creencias o afirmaciones que normalmente se consideran verdaderas a través del conocimiento y la inteligencia.

De esta forma, tener este tipo de habilidad ayuda a ir más allá de las meras percepciones subjetivas, impresiones y opiniones particulares. Ayudándote a encontrar la claridad, exactitud precisión, evidencia y equidad en situaciones complicadas.

Si eres un emprendedor que tiene esta capacidad, estarás mejor preparado y equipado para la toma de decisiones y la resolución de problemas en comparación con aquellos que no tienen este tipo de habilidad.

¡Comparte este artículo en las redes sociales!

Estimad@ Emprendedor/a, espero que este artículo te haya resultado útil. Si piensas que puede ayudar a otros te invito a compartirlo a través de cualquiera de estas opciones.

¡Recibe nuevos artículos en tu email!

Si te ha gustado este artículo puedes suscribirte y recibir en tu correo todas las novedades de mi blog


Acepto el Aviso Legal
¡Suscríbeme!

Deja un comentario